miércoles, 31 de marzo de 2010

Discoteca... ¿en casa?

Iñigo Pintado Castrillo
Mi queja de esta semana va sobre un problema que sufren muchos y muchos ciudadanos que vivan en el centro de la mayoria de las ciudades. Se trata de los ruidos de los bares. La denominada contaminación acústica. Generalmente, las grandes discotecas suelen estar situadas en lugares donde no hay viviendas, pero si suele haber bares-discoteca en lugares céntricos de ciudades que abren hasta altas horas un jueves o un viernes, cuando hay muchos vecinos que al dia siguiente trabajan. No es mi caso, pero admito y estoy de acuerdo con las quejas de los vecinos. Por ejemplo, la sala V.I.P en Bilbao, el Komplot en Donostia o el Circulo en Gasteiz son lugares de fiesta que no se caracterizan por estar en lugares donde no haya viviendas. De estos sitios (son 3 ejemplos, pero hay muchos), sale y entra mucha gente con ganas de fiesta que literalmente "toman" la calle y no respetan a vecinos. Por lo tanto, me solidarizo con estos vecinos mediante esta queja, que no se si valdrá mucho, pero algo es algo y les animo a que tomen las medidas pertinentes. No me gustaría estar en su pellejo.

martes, 30 de marzo de 2010

El estrés

Jorge Cebrián Salvador
Mi queja de esta semana va dirigida a la vida estresante que llevamos la mayoría de las personas hoy en día. Si nos paramos a pensar en la vida que llevamos, estoy seguro de que todos nos asustaríamos un poquito. Creo que hemos llegado a un punto en el que no sabemos diferenciar la importancia que tienen las cosas y les damos muchísima más importancia de la que en realidad tienen, sin darnos cuenta de que nos estamos haciendo muchísimo daño tanto física como psicológicamente sin que eso sea verdaderamente necesario. Es lógico que nos preocupemos por el trabajo, la universidad, los exámenes o por otras muchas cosas, pero la preocupación debe ser en su justa medida, y creo que todos tenemos que aprender a darle a todo eso la importancia que se merece, ni más ni menos. En ocasiones, si lo pensamos, nos daremos cuenta de que le hemos dado demasiada importancia a alguna circunstancia y que lo hemos pasado realmente mal. Al cabo de un tiempo, nos damos cuenta de que tampoco fue para tanto, pero ese daño ya se lo has provocado al cuerpo.
Yo desde aquí propongo una cosa: Vamos a tomarnos la vida con más relajación, dándole por supuesto importancia a las cosas y a los problemas, pero sin exagerarlos. ¡Cada uno de nosotros valemos mucho más que cualquier obstáculo que la vida nos presente!

Osakidetza

Maider Gamito
Hay algo que no soporto, es más, que me hierve la sangre cada vez que me pasa. Últimamente, cada vez que me pongo enferma y llamo al ambulatorio para coger la vez, nunca hay hueco para ese mismo día, y en varias ocasiones, ni siquiera me pueden atender al día siguiente, ya que mi médico también está completito. En muchas ocasiones, me ha pasado que cuando vas al medico ya estás casi curada, y encima tienes que aguantar que el médico te diga: - Ya estás bien, no tienes nada, tomate un paracetamol cuando te encuentres mal y punto. Claro, es que yo cuando me encontraba mal era hace tres días señor doctor, y por eso me encuentro mejor, el paracetamol me lo he tomado ya por mi cuenta porque sino…ahora pues claro que ya estoy mejor y la verdad es que no se ni para que he venido. Vamos que, si lo que tienes es un simple virus, desde que te pones enfermo hasta que te dan la vez, el virus se fuga. Por eso las salas de urgencias están siempre completitas de gente, y es que a veces lo mejor es no coger la vez en tu ambulatorio, sino ir directamente a urgencias.

Más vida y menos máquinas

Beatriz Casielles Alvarez

Acabo de darme cuenta de que la entrada que publiqué el día 27 de marzo, no se porque motivo, no puede leerse. Así que lo que voy a hacer es quejarme por partida doble. En la entrada anterior, me quejaba de la programación actual y me preguntaba en alto porque han tenido que quitar las mejores series de la televisión, con las que por lo menos nos reíamos y entreteníamos un rato. ¿Qué ha sido de "El príncipe de Bell-air" o de "Aquí no hay quien viva"? Ahora no emiten más que basura, y no me refiero únicamente a los realitis shows o a los programas infumables del estilo de "Pass Word". Ni un película que merezca la pena... y si la merece o ya la has visto o la han emitido tres veces en los últimos dos años. Y lo más penoso es que aunque digamos que no , todos hemos acabado enganchados alguna noche a los programas que tanto criticamos. En fin este es un tema para debatir...

Mi segunda queja y la correspondiente con esta semana va dirigida precisamente al manejo de las tecnologías, no es la primera vez que por culpa de un ordenador o un impresora no hemos podido entregar a tiempo un trabajo. Bien porque se te ha borrado y es imposible recuperarlo, bien porque el programa utilizado te da problemas o no sabes manejarlo, o bien porque desconoces como pasar un texto en formato HTML a formato normal. Antes era más fácil, cogías un bolígrafo un folio y escribías, así no había fallo. Muchas veces me pregunto si en vez de ir para adelante no vamos hacia atrás... tantas formas de comunicarse y cada vez nos entendemos peor...

Comida basura tan adictiva como el tabaco

Alan Behal Trueba

Entre todos estamos construyendo una sociedad de obesos y de personas que sólo piensan en comer por comer para saciar su ansiedad. Ser gordo no es malo pero a la larga perjudica seriamente tú salud y recorta tu esperanza de vida, vamos parece que estoy leyendo una cajetilla de tabaco. Tampoco se aleja tanto comer mucho y mal a fumar, basta con leer lo publicado por la revista científica Nature para darse cuenta. Alude que el alto contenido calórico puede ser tan adictivo como el tabaco o las drogas, según un estudio realizado con ratas de laboratorio. Se comenzó dando comida basura a las ratas y acabaron convirtiéndose en comedoras compulsivas. Incluso los científicos adiestraron a las ratas para que dejasen de comer cuando una luz se encendiese porque, en caso de no hacerlo, recibirían descargas eléctricas en sus extremidades pero no funcionó. Las ratas obesas siguieron comiendo aún dándoles descargas y las demás lo dejaron. Por último el estudio revela un descenso en los niveles de un específico receptor de dopamina en las ratas con sobrepeso, fenómeno que también se da en los humanos adictos a drogas. El estudio da que pensar porque aunque no queramos pensarlo nos parecemos mucho a las susodichas y si a ellas le afecta negativamente la comida basura a nosotros aún más, los picos de azúcar que produce comer hamburguesas o pizzas son una adicción difícil de superar y si todo sigue igual nuestra generación será conocida por la generación de los adictos sin darse cuenta
.

Mis peores temores se han confirmado


Kepa Rodríguez Alday

En la primera entrada que hice en este blog me quejaba, como muchas otras personas, de las obras. En concreto de que me sentía perseguido por ellas.
Pues bien, como reza el título de esta entrada, mis peores temores se han confirmado. El pasado lunes estaba durmiendo plácidamente cuando mi casa empezó a temblar, literalmente. Por lo visto los vecinos de arriba se han ido, y lo futuros inquilinos han decidido tirar tabiques, arrancar muebles y levantar suelos, todo ello aderezado con altas dosis de polvo (si fuera de polvos igual no me quejaba) e ir y venir de fornidos obreros de la construcción.
Parece que al final si voy a necesitar un psicólogo, ya que a parte de la manía persecutoria, la abundancia de obras a mi alrededor va a generarme insomnio, trastornos de la personalidad, bipolaridad, esquizofrenia y, posiblemente, alergia (no confundir con alegría).

lunes, 29 de marzo de 2010

¡Pasar lista!

Jorge Cebrián Salvador

Mi queja de esta semana va relacionada con todas aquellas asignaturas en las que pasan lista. Si no recuerdo mal, estamos en cuarto de carrera, y el hecho de que los profesores pasen lista en clase para saber quien ha acudido, me parece algo del colegio. Es que no puedo decir que les entiendo en ningún momento. No me parece bien que siempre lo hagan el día que menos gente acude a clase, ¡eso es maldad! Yo soy una persona que siempre voy y casi nunca falto a las clases lectivas, pero siempre tengo la mala suerte de que pasan lista el día que me curro una buena pira. Y digo buena pira, porque no me voy a la café a pasar el rato, sino que si sale un día de sol, pues aprovecho la tarde en su medida.
El hecho de tener que poner tu nombre y tu firma en un papel, me parece algo humillante para el alumno. ¿Y si no puedes acudir a esas horas de clase? Eso que significa, que si no vas, ¿no tienes interés por la asignatura? ¡Pues no lo entiendo! Nos hacen creer que somos personas adultas, pero son luego los mismos profesores son los que demuestran todo lo contrario. Yo entiendo que quieran que vallamos a sus clases, pero ¡no es justa una lista que se pase de vez en cuando para saber quien asiste!

Estradas peligrosas

Jon Larrinaga

Todo el mundo es consciente de los peligros de la carretera de hoy en día tanto en las ciudades como en las autopistas, por no mencionar la tasa de mortalidad ocasionada por accidentes de tráfico actualmente, lo que nadie podía imaginar es que ésta situación también se diesen en los pequeños pueblos, donde se circula generalmente por estradas. Concretamente hablamos de la zona Santamaría de Getxo, donde la velocidad máxima permitida es de 20 km/h, y para los conductores, por ciencia infusa, la velocidad mínima es de 60 km/h. Estamos hablando de estadas, unos pequeños caminos de doble sentido donde apenas hay espacio para dos coches que circulen en direcciones opuestas, abundan los animales de compañía, la visibilidad es escasa y la mayoría de los peatones son ancianos descuidados. El Miércoles día 24 murió atropellada una señora mayor de 85 años en esta misma zona, y hay una gran cantidad de perros accidentados también mensualmente. Es una situación degradante dónde las haya, en la que los conductores de coches no son los únicos culpables, los vehículos de servicio público como los camiones de basura o de obras, circulan también a una gran velocidad por la noche, no teniendo en cuenta ni siquiera los animales que puedan aparecer por sorpresa o cualquier otro peatón. Ciertamente, parece que los habitantes de los pueblos tienen el mismo riesgo de sufrir accidentes que los de las ciudades.

Boquita de piñón

Andrea González Martín
Recientemente Jaime Mayor Oreja, ex Ministro de Interior y actual Eurodiputado del Parlamento Europeo, salía de la sombra para acusar a Zapatero y su gobierno de compartir el mismo objetivo con ETA: destruir a España. A mi parecer, con independencia de mis ideas políticas, creo que tal acusación queda fuera de lugar, pues parece más una llamada de atención que una clara y firme convicción. Más cuando parece que el político popular va por libre en el tema de opinar.
Sin embargo esta noticia, lejos de ser un caso aislado, cuenta con muchos precedentes a un lado y a otro del sector político.
Partiendo de otro caso más reciente como las declaraciones de Antonio Basagoiti, líder popular en el País Vasco, que dirigía al presidente venezolano la siguiente lindeza "Hay que ir contra Chávez y que se meta el petróleo por donde le quepa". Que no digo yo que no piense lo mismo, pero sin duda estos agravios deberían quedar fuera de la esfera pública.
También me gustaría recordar a Ángel Acebes en el 11-M con su rotunda afirmación sobre la autoría de los atentados en Madrid "Ha sido ETA y el que diga lo contrario es un miserable", o a su amigo de partido Mariano Rajoy comentando sobre el cambio climático "... yo no sé nada, pero mi primo dice que...".
Pero sin duda la frase que a mi gusto es la más acertada es la de Alfonso Guerra, que resumiría todo lo que yo pienso al respecto de las perlas que sueltan nuestros representantes: "Vamos a dejar España que no la va a conocer ni la madre que la parió".

Un poco de orden por favor

Beatriz Sánchez-Serrano
Hoy mi queja hace referencia al tema de las discotecas. El sábado pasado fui a la discoteca Fever, situada en Bolueta, Bilbao. Cada sábado, salgo de fiesta y las colas son interminables, pesadas y sino acabas sin audición porque el de detrás esta gritando al de 800 metros por delante para que le cuelen, acabas aplastado por la multitud.
El trabajo de la seguridad, últimamente estaba muy bien organizado, pidiendo el DNI a cada persona y haciendo la cola más amena y rápida, pero este sábado ha sido todo lo contrario por no traducirlo en un caos.
El aforo de esta discoteca es de 1500 personas, pues el pasado fin de semana entraron tantas personas como si de un campo de futbol se tratase. Parecía que las entradas te las regalaban y que la cola no existía.
Pero esto no solamente pasa en una de las 3 discotecas que hay en Bilbao, una amiga mía fue el viernes a la Mao Mao beach, situada en Zorrozaurre y estuvo dos horas en la cola para marcharse a casa. La única solución que le dieron era que esperara a que se vaciase.
Lo único que digo es que para tres discotecas que hay, salir de fiesta no tendría que suponer una batalla campal, tendría que ser una noche en la que todos podemos disfrutar desde el principio sin tener que salir de casa a las 9 para entrar a las 12 en una discoteca, pero eso creo que es imposible.

Elige sólo un deporte

Iñigo Crespo Beloki

Los dos conjuntos deportivos más representativos en Guipúzcoa son la Real Sociedad de Fútbol y el Lagun Aro GBC de baloncesto. Sin embargo, los guipuzcoanos se ven obligados a elegir entre seguir a uno o a otro.
La necesidad de tomar esta decisión está motivada por la repetida coincidencia en el horario de los partidos de ambos equipos. Sin ir más lejos, en los últimos cuatro partidos, los dos combinados han jugado a la misma hora. Es decir, durante un mes, los aficionados a fútbol y baloncesto han tenido que elegir entre uno u otro.
Puestos a pensar, no existe razón lógica para que suceda tal coincidencia de forma tan reiterada. Es bien sabido que quienes más mandan en este negocio son las televisiones. Ellas son las que deciden el quién, el cuándo y el dónde de los eventos deportivos, sobre todo en el fútbol. En el baloncesto, por el contrario, sólo se emiten dos partidos por semana; uno por la 2 el sábado por la tarde y otro por ETB 1 el domingo al mediodía.
Con esta relativa libertad de horario para el segundo deporte que más aficionados arrastra a nivel estatal, no se encuentran razones suficientes para que dos equipos de la misma provincia compitan por el mismo público.

Incumplimiento de horarios

Andrea Hernández Saiz
Los viernes, el grupo de periodismo de la tarde, debería terminar su horario lectivo a las seis. Pero la semana pasada, muchos alumnos tuvimos que quedarnos hasta las siete. ¿Y por qué? Por una mala organización de la profesora de turno. En las dos horas de práctica, a ésta le tocaba corregir las entrevistas que debíamos tener preparadas para ese día, y cuál fue nuestra sorpresa que cuándo nos vimos todos en el aula de ordenadores, sabíamos desde el primer momento, que en dos horas no le daría tiempo a corregir a todos para poder salir puntuales.
El turno de corrección iba mediante una lista hecha por la profesora. Si te encontrabas entre la primera mitad de la lista perfecto, pero en mi caso estaba entre las últimas. Eran las seis de la tarde, mi hora de salida, y todavía estaba en el aula esperando a que la profesora me corrigiese el ejercicio. Y menos mal que esa tarde yo no trabajaba, pero...¿y si hubiese sido así? ¿por qué los profesores no cumplen los horarios tal y como están establecidos? Y claro, cualquiera le ladra a esa profesora...Pero es que no es la única que no cumple los horarios. Muchos profesores nos imponen a que lleguemos puntuales a sus clases y después ellos manejan las horas como les apetece. Saben de sobra que los descansos son a menos diez y que son de diez minutos. Y ya he tenido yo a alguno que ni los hacen o te dicen que te dejan cinco minutos. Además, si atrasan los descansos, llega la última hora y te despachan a en punto, cuando debería ser a menos diez, y cuando saben que los buses salen a y cinco. En fin, que en esta UPV, cada profesor va a su ritmo.

Indefensión

Iván Jaspe Gordo
La última semana me está sirviendo para constatar que estamos totalmente indefensos ante las grandes empresas proveedoras de servicios básicos, como electricidad o teléfono.
Desde el año pasado las empresas eléctricas se permiten el lujo, no solo de no comprobar el consumo todos los meses, sino de estimar un consumo con Dios sabe qué métodos y cobrarnos bajo esa estimación. Como es lógico, muchas veces se pasan en esa estimación y te dan la "solución" de descontar en el siguiente recibo esa cantidad. Es decir, te roban, utilizan tu dinero para hacer negocio, mientras que no puedes acceder a él, y luego se excusan "descontando" el dinero que te han expoliado.
Y no queda aquí la cosa. No solo se permiten el lujo de hacer lo que quieren con tu dinero, sino que no son capaces de dar un mínimo margen a sus clientes. Da igual el día de la semana que sea, da igual que sea materialmente imposible pagar porque los bancos no abren. De inmediato te quitan el suministro y, además, tienen la caradura de darse el margen de 24 horas que ellos no te dan.

Liga de Filiales

Mateo Pérez Martínez


Diseñada por la LFP y más concretamente por Roberto Olabe, la liga de filiales revolucionaría por completo la 2ºB. Compuesta por los 42 equipos de 1º y 2º división la nueva liga abriría el camino a jóvenes de entre 16 y 23 años. No se trataría nunca de diseccionar y crear una liga de reservas sino de dar continuidad a las jóvenes promesas que salen del futbol español en tantas pocas ocasiones. Además sería un proyecto sin precedentes y novedoso muy distinto al que existe por ejemplo en Inglaterra. El tema económico sería el problema pero la LFP ha tendido su mano ofreciéndose a costear la operación gracias a los contratos con los patrocinadores. Todos los equipos de 1º y 2º estarían dispuestos a formar esta liga siempre y cuando se respetase la progresión futbolística de cada jugador. Queremos formar jugadores en 2ºB, no veteranos. Estoy harto de ir en busca de fútbol joven y con proyección y encontrarme con un juego muy trabado y sin ningún aliciente por jugar con el balón en 2ºB. El Bilbao Athletic podría demostrar mayor nivel si jugase en esta nueva división.

Los contras del transporte público.

Arianne Luis García
Que se fomente el uso del transporte público me parece genial, pero quizás si el servicio fuese un poco mejor, la gente se animaría más a cogerlo. No todo son beneficios como nos quieren hacer creer. Entre los contras están en primer lugar los precios, depende del número de autobuses o metros que tengas que coger a la semana, a fin de mes te das cuenta de que te has dejado un pastón en viajes.
En segundo lugar, la poca paciencia que tienen los conductores de autobuses. No te ha dado tiempo casi a montarte en el autobús y ya lo han puesto en marcha, con las complicaciones que esto implica, tener cuidado de no caerte, buscar sitio, no quedarte enganchado entre dos asientos... Po otro lado esta lo que es el viaje en si. Algunos conductores circulan de bastante mala manera, dando un montón de frenazos, demasiado rápido, etc. Así que muchas veces al llegar a tu destino, tienes un mareo impresionante.
El metro no es mucho mejor, debe ser que siempre lo cojo en hora punta, pero creo que a todas horas es igual. Siempre hay un montón de gente. Si no te montas en la primera parada, ten por seguro que te va a tocar realizar todo el viaje de pie, rodeado de un montón de gente, todos pegados como si fuese una lata de sardinas, manteniendo el equilibrio durante todo el viaje.
Para que vayamos más en transporte público, no estaría de más que mejorase un poco, todos iríamos mucho más felices.

Fondos perdidos

Sandra iglesias bermejo
El domingo naciendo un recorrido matutino en direccion al casco viejo iba en compañia de un par de amigas cuando de repente una de ellas tropezó de manera que de haber llegado a caerse al suelo podría haber salido mal parada. La causa por la que se puede uno tropezar en un lgar tan liso como ese no era otra que descubrir el resto de lo que antes habia sid un pivote de hierro que tanto adornan nuestras aceras bilbainas. Al parecer algún coche podria habeselo llevado por delante pero en lugar de ser sustituido de inmediato o almenos señalizado, a alguien se le ocurrió la maravillosa idea de dejarlo tal cual para que pensar que alguien podría dejarse los dientes en el intento de un paseo tranquilo. Esta visto que lo único que importa es hacer mas y más garajes porque eso si sale rentable o llenar Bilbao de rotondas, edificios altos sin uso justificado pero ¿para que gastar el dinero en eliminar los desperfectos que nos encontramos como el susodicho? por no hablar de los gigantescos baches de las carretera del mercado que parecen comerse nuestros coches, pero ese es otro tema...

A tres minutos del cierre..¡Me voy de compras!


Samira Hidalgo


Eso debe de ser lo que piensan algunos clientes. Los centros comerciales están abiertos durante 12 horas al día y 6 días a la semana. Yo trabajo en una tienda de ropa y sigo sin entender como hay gente que puede entrar a un comercio a mirarse ropa a partir de las 21.50h. Señor cliente: si entra a menos de diez minutos de que cerremos es imposibe que le de tiempo a elegir la prenda que le gusta, buscar la talla y probársela. Creo que las diez de la noche es una hora más que considerable para el cierre de las tiendas. Si esto pasara de vez en cuando, se quedaría en una simple anécdota, pero lo malo es que ocurre a diario. lo que sucede es que la gente se piensa que no tienes nada que hacer, que no tienes casa, ni vida fuera del trabajo, pero no es así, después de cerrar hay que dejarlo todo dobladito y a ser posible tallado, hacer caja y llegar hasta mi casa, que entre una cosa y otra llego casi a las once de la noche. No se dan cuenta del trabajo que supone dejar la tienda arreglada; Este es un ejemplo, pero para las 22.57h ya está todo recogido, solo falta retocar alguna cosilla, y de repente, viene una pareja que estaba paseando por el centro comercial, y se dicen "vamos a entrar a ver", y entran, tocan un montón de ropa, luego otro, les dices amablemente: "¿te puedo ayudar en algo?", a lo que responden: "no, gracias, estamos mirando", y siguen tocando toda la ropa y al rato: "Si, mira, dame la 40 de este pantalón", y tu piensas, ¡¡pero si falta un minuto para cerrar!!, entra a los probadores, de camino tocando la ropa, y entre que se lo prueba y le has dado otra talla más porque ese le quedaba grande, ya son las 22.10h; has bajado la persiana y quitado la música a las diez en punto, pero no se han dado por aludidos. Si compran el pantalón, aún te queda ese consuelo, pero si no lo compran te hierve la sangre, porque tu tienda lleva abierta desde las 10 de la mañana y no se puede venir a tres minutos de cerrar. Si no lo tienes elegido ni probado me parece de mala educación. Por eso me quejo, porque podian pensar: "No vamos a entrar porque ya lo tendrán casi recogido", pero sin embargo, en esto como en casi todo, la empatía brilla por su ausencia.

Pluralidad informativa

Nerea Ortega Cozar

La hegemonía del Madrid y del Barca no sólo es patente en la Liga, en los espacios informativos también. Si analizamos los deportes de cualquiera de las cadenas nacionales, podemos observar que casi el 90% del tiempo del bloque está dedicado ha hablar de estos dos equipos. Declaraciones, entrenamientos o un análisis exhaustivo de los movimientos del “dios” Cristiano Ronaldo es lo que podemos ver un día sí y otro también. Vale que sean los que mayor interés despiertan, pero no hay que olvidarse de que la Liga está compuesta por 18 equipos más. No todo el mundo es seguidor del Barca y del Madrid, y también tenemos derecho aunque sea a un mínimo de información de nuestro equipo, así que un poquito de pluralidad informativa de vez en cuando no vendría mal.

Elige, mi clase o la suya

Goiuri Arroyo Orbea

Uno de los profesores organiza una conferencia para los alumnos relacionada con los temas que se están impartiendo en el aula a fin de aumentar nuestros conocimientos en la materia, además nos exigirá un trabajo sobre lo dicho en la conferencia por lo que la asistencia se convierte en obligatoria, hasta aquí todo perfecto. El horario de la conferencia coincide con las horas de clase del resto de las asignaturas y aquí empiezan los problemas. El profesor se desentiende por completo y delega la responsabilidad de comunicar al resto de profesores que los alumnos no podrán asistir a sus clases en el delegado. El delegado, como responsable de su grupo se lo notifica al resto de profesores y estos responden que ese no es su problema y que ellos, los profesores, asistirán a clase como siempre. ¿Qué se supone que debemos hacer los alumnos? La falta de coordinación entre profesores queda patente y me parece vergonzoso. Está bien que podamos aumentar nuestros conocimientos asistiendo a interesantes conferencias, pero no a costa de perder otras clases. Creo que deberían ser los propios profesores los que se coordinaran de alguna manera para que los alumnos no estemos en la tesitura de tener que elegir entre una cosa u otra. Lo cierto es que no lo entiendo. Me da igual si entre ellos se llevan bien o se llevan mal, lo que sí sé es que no tenemos porqué elegir entre una cosa u otra. Una vez más la U.P.V nos sorprende con sus patéticas actuaciones. ¿Qué es eso de pasarle el “marrón” a un alumno cuando se trata, obviamente, de un tema que deberían hablar entre ellos? El único objetivo debería ser que pudiéramos asistir a todo en lugar de tener que tomar decisiones que de seguro no agradaron a los profesores que asistieron como cada día al aula y se encontraron con un montón de pupitres vacíos. Pero ésta no es la única situación en la que el alumno sale desfavorecido y a la universidad le da igual. Existe la falsa creencia de que los alumnos estamos deseando ir a la facultad para jugar al mus en la cafetería y fumarnos las clases. No voy a negar la evidencia ya que es obvio que en algunos casos es así, pero no lo es ni en todos los casos ni en la mayoría. Algunos vamos a la universidad porque queremos aprender y así no se puede. No tenemos porque perder clases, no se me ocurre ninguna razón por la que debamos perderlas. Estamos cansados de profesores que enferman y nos dejan colgados en la puerta del aula porque no han avisado o porque allí nadie sabe nada de ellos, cansados de profesores que nos obligan a asistir a sus tutorías y ponen las tutorías en las horas de clase de otro profesor obligándonos a hacer pira. ¿Es que sólo los alumnos vemos estas cosas? ¿Es una facultad o una anarquía donde cada uno hace lo que le da la gana preocupándose única y exclusivamente de su ombligo?

Los alumnos estamos hartos de pagar por nuestra educación y ser los últimos monos. Desconozco la situación en otras facultades, pero desde luego en la facultad de ciencias sociales y de la comunicación algunos profesores hacen lo que les da la gana perjudicando a compañeros y a alumnos y por mucho que nos quejemos nadie hace nada. ¿Quién controla esto? Desde luego en nuestra universidad está claro que nadie, parece que algunos profesores hacen y deshacen a sus anchas y eso sólo nos preocupa a los alumnos como si ellos fueran seres superiores al parecer intocables.

¿Hacia donde camina la juventud?


Javier Fernández Domínguez

Recuerdo cuando era niño. Salía a la calle sin haber quedado con nadie. Sabía a donde tenía que ir si quería jugar. Iba a la plaza y siempre estaba repleta de niños. Allí decidías a que querías jugar: a la peonza, a fútbol, a la comba, incluso a futbeisbol. El caso es que tenías donde elegir. Al final te decantabas por el fútbol. Para participar sólo tenías que hacer una pregunta, ibas dondel el dueño y le decías: ¿puedo jugar?
Y te unías. Momento en el que comenzaba el debate entre los dos equipos: "ese con nosotros", "no, con nosotros que vosotros sois dos más", "ya, pero Pepito se va ahora a inglés". Hasta que llegaba el dueño del balón que era el jefe del partido y decía "él con nosotros". Después de esto te decía quien estaba en tu equipo. En la plaza nos podíamos juntar más de quince chavales por equipo y te acordabas de quienes eran tus compañeros.
Sin embargo, eso ya no pasa. Las plazas están vacías. No hay personas que se quejen por recibir un balonazo. No se rompen cristales tras haber hecho una bicicleta como Cristiano Ronaldo o tras haber imitado un regate que le habías visto hacer a Messi. Ahora los chavales ya no salen a jugar a la calle. ¿Por qué? ¿Cual es la razón por la que se encierran y no ven la luz del sol?
Hay varias teorías:
· La primera: los jóvenes de hoy en día tienen muchas actividades extraescolares.
· La segunda: los jóvenes de hoy en día tienen demasiada tecnología en sus manos como Internet o las videoconsolas como para salir a socializarse.

· La tercera: los jóvenes de hoy en día se encierran en los locales con sus cuadrillas.

La primera no me la creo, ahora apenas hay actividades extraescolares. Hace unos años tenías ajedrez, cross, inglés, fútbol, judo, karate, txalaparta... y una vez a la semana catequesis. ¿Qué chaval de hoy en día compagina tres actividades de estas y además juega con sus amigos? Aunque nadie me mire raro, siempre hay excepciones y sale gente con ganas de hacer cosas diferentes. Pero como dicen los ancianos de nuestra sociedad: "los jóvenes de ahora ya no son como los de antes".

!Cuidado, balcón a la vista!

Hoy me quiero quejar de toda esa gente que hace lo que no hay que hacer en los balcones. Estoy hablando de esa gente que sacude el mantel por la ventana sin fijarse que está pasando gente por debajo, de esa gente que riega las plantas y parece que esta lloviendo a mares o de esos que están fumando viendo la vida pasar y cuando acaban su cigarro tiran la colilla al suelo.
El otro día, en mi casa, oímos un ruido enorme. Y era porque algún vecino "amable" tiró la bolsa de basura por su balcón y fue rebotando en todos hasta quedarse encajado en el nuestro. No lo entiendo, sino te apetece sacar la basura en ese momento, la dejas en tu casa y ya la tiras mañana al contenedor cuando vayas a salir a la calle. ¿Y si en ese momento habría alguien asomado al balcón? El castañazo que recibiría seria monumental.
Y ya para colmo, el otro día iba por una calle de Santutxu, cuando de repente veo a un señor que tiene en una mano un espejo y en la otra unas tijeras. Se estaba cortando el pelo así mismo en el balcón e iban cayendo los pelos a la gente. No se si es porque se trata de gente mayor o los jóvenes también lo hacen. Pero creo que entre todos podríamos andar por la calle con mayor tranquilidad si la gente hiciera lo que tiene que hacer en sus respectivos lugares.
Ahora que empieza a hacer mejor tiempo ya no me importa tanto, pero me fastidia bastante que con eso de que ahora esta prohibido fumar en la uni no puedan hacer aunque sea una salita para poder fumar, porque nos hemos chupado un invierno fumando con un viento y una lluvia del 15. que somos fumadores no basurilla, ademas mi pregunta es: ¿porque el estado me vende algo que se supone que mata? porque me ponen en los peores sitios para fumar si estoy contribuyendo a una parte importante de los impuestos?, en fin que somos fumadores, no asesinos.

Cristina Goldaracena Izquierdo

MENOS CASAS, MAS APARCAMIENTOS!!!


Daniel Aguado


Desde que tengo uso de razón veo crecer Ermua (mi pueblo) sin parar. Vale, es positivo. Ahora hay mas comodidades que hace 20 años. También mas gente, lo que ha provocado el aumento de comercios, negocios etc. Se ha pasado de unos 12000 habitantes a los 19000 actuales. Todo esto ha sido posible por la construcción de numerosas viviendas: chalets, adosados, viviendas de protección oficial... Hasta aquí todo correcto, pero por favor que estas obras vengan acompañadas de aparcamientos. En este pueblo urge la construcción de un parking público. Cada noche que llegas de entrenar, clase, trabajo... te pasas cerca de 20 minutos dando vueltas para finalmente aparcarlo encima de la acera. De vez en cuando además te encuentras al día siguiente con una receta del municipal de turno. Por tanto, reclamo la construcción de un parking público o por lo menos que acondicionen un descampado para poder aparcar sin tener que hacerlo encima de un bordillo.

domingo, 28 de marzo de 2010

Periodismo, ¿olvidado?

Janire Barrios
Mi queja de esta semana tiene que ver con nuestra maravillosa licenciatura de periodismo en la UPV.
El otro día nos enteramos en clase de que todas las carreras de la UPV tienen los exámenes puestos desde que comienza el curso, y resulta que nuestra carrera no. ¿Cuál es el motivo de que esto sea así?, ¿a caso nosotros no tenemos igualdad de condiciones con respecto a otras carreras?, ¿no deberíamos tener nosotros también las fechas de exámenes ya puestas para poder organizarnos mejor?.
Luego resulta que vienen los suspensos y dicen que los alumnos de periodismo son muy vagos... claro, qué fácil es decir eso. Si las fechas de exámenes estuvieran puestas al comienzo de cada curso, casi pongo la mano en el fuego a que la gente estaría más organizada... Todos sabemos que nadie, salvo excepciones, estudia todos los días, pero teniendo hechas estas previsiones, podríamos organizarnos mejor para hacer los trabajos, y saber que tenemos que dejar las dos semanas antes de exámenes libres para estudiar todo. Así seguro que no había tanto suspenso.
Resumiendo, que en la UPV todavía quedan muchísimas cosas que mejorar, porque este sistema no está bien estructurado... y a la vista lo tenemos.

No a los excrementos caninos

Laura Díaz Cuero

¿Por qué un excremento de perro tiene que fastidiarte un agradable paseo por un parque? En las ciudades convivimos gran cantidad de humanos, perros y otro seres. Un perro es una fantástica compañía, en algunos casos un miembro más de la familia, salir a dar una vuelta con el es maravilloso, pero ¿se tiene en cuenta las nececidades que ellos hacen en la calle? es decir,los parques, las aceras se convierten en un campo de minas.Porque los propietarios de los animales no recogen sus mierdas, librando a los niños que juegan en el parque, o a los caminantes pisarlo o mancharse con ello.Todos sabemos que pisar mierda de perro da suerte, pero resulta asqueroso.

Condiciones abusivas

Patricia Elosua Melero.
Tenía previsto un viaje a París en Semana Santa, reservé el billete de autobús con la compañía Alsa por Internet hace más de un mes, decidí hacerlo por Internet porque al hacerlo vía on-line hacen un importante descuento.
Mi ilusión y mi dinero se fueron a la vez con una llamada telefónica que me ofrecía trabajo para las fechas en las que tenía reservado el viaje. Mi cuenta de ahorros me obligó a aceptar el trabajo asíque decidí ponerme en contacto con Alsa y ver si tenía posibilidades de cancelar el billete.
La sorpresa llegó cuando no me dieron ninguna opción para cancelar mi viaje, y tuve que resignarme a perder los 100 euros que había pagado con anterioridad.
La rebaja del importe del billete ordinario, respecto a los efectuados por medio de la página web, no justifican las condiciones impuestas por la compañía de autobuses.
Parece lógico que si existe una rebaja en el precio de cualquier billete, este tenga algún tipo de limitación con respecto al billete ordinario, pero también es cierto que gracias a esas rebajas las compañías de autobuses, tienen una mejor previsión de la ocupación del vehículo y por lo tanto pueden estudiar la rentabilidad de sus trayectos antes de que estos se produzcan. Serian entendibles limitaciones en el número de días para poder devolver el billete, o efectuar algún cambio pero nunca imposibilitar estas operaciones totalmente.
El importe del ahorro no lo justifica. Es cierto que se avisa y que hay que activar una casilla para que se efectúe el descuento, pero aun así, la clausula que imposibilita cambios o devoluciones de forma total, es a mi opinión, abusiva y contraproducente para los intereses de la compañía y de los usuarios.

¿Dónde queda la inocencia?


Leticia Álvarez-Sala Villazón

La editorial Nomoan, especializada en el público infantil, es la editora de Ragazza, revista con la que busca convertirse en la "editorial líder" en esa franja de edad. Pues bien, después de ojear sus páginas me pregunto, ¿público infantil?, ¿miles de niñas y chicas leen ésta revista cada mes? (30.056 mayo-julio 2009 por la OJD).
A pesar de que, en realidad, las lectoras no sean menores de 12 años, hay algunas cosas que no son normales. Puedo entender que los temas de chicos, ligoteo o incluso sexo en pequeñas dosis son algo demandado por las adolescentes, pero, ¿de verdad es necesario que una niña sepa cuales son las mejores formas de escribir un mensaje erótico o de tener un orgasmo practicando cibersexo? En serio, ¿cuántas niñas tienen un cajón de lencería sexy, sin dibujos, sin flores?. Estas son cosas que te llaman la atención, aunque pasas de largo, ahora si, algo por lo que no paso es que se incite a niñas y adolescentes a ciertas cosas. ¿Cómo pueden empujarlas a hacerse fotos desnudas, en ropa interior, etc. para mandárselas a sus novios? (o a cualquiera, porque visto lo visto ...)
Si solo fuera eso, todavía, pero menuda impresión cuando me leo el apartado "¡ojo al dato!". No os lo perdáis, en ese apartado dan consejos a las niñas y les recuerdan que miren bien, no vaya a ser que le manden las fotos a otra persona, que se tapen la cara con un pañuelo u otra cosa, por si sus fotos terminan por todo internet, manda huevos. Y la peor de todas: "¡A partir de los 18!", voy a escribirlo textualmente: “tienes que ser mayor de edad, porque si no, se considera pornografía infantil. Sí, sí, como lo oyes, suena exagerado, pero es así.” ¡No me jodas! Perdón por la lengua, pero, ¿en serio?. Ya se que una chica de 16-17 años hace lo que le da la gana y estas cosas estan a la orden del día pero ... hacer creer a una niña que las leyes contra la pornografía infantil son excesivas y exágeradas y que lo normal es que se desnuden ante una cámara de fotos o de vídeo y dejen a libre uso su imágen... Creo que las cosas se pueden decir de muchas formas y ésta no es la más adecuada y menos cuando estas revistas modelan tanto el comportamiento de los más jóvenes.

¡Suena la alarma sin robar!

Maider Gamito
Hoy voy a quejarme de un fallo muy importante que tiene la cadena de tiendas de ropa “Blanco”, muy conocida seguramente por las chicas más que por los chicos, ya que las prendas y complementos que oferta esta tienda son solamente para mujeres.
Y es que en dicha tienda, cometen un grave error en muchas ocasiones o en demasiadas ocasiones, me atrevería a decir yo. Lo que sucede, es que muchas de las veces en las que compras un complemento (más habitual en los bolsos y carteras), las trabajadoras no desactivan el “chip” del complemento cuando vas a pagarlo, por lo que aunque hayas pagado, cada vez que entres por el detector de otras tiendas, va a sonar la alarma de robo.
A mucha gente le ha ocurrido esto en alguna ocasión, pero lo que pasa en la tienda de “Blanco” no es normal, ya que ocurre muy a menudo y casi a todas las chicas que hemos comprado algo allí, nos ha ocurrido esto. Además, cuando entras en otra tienda ajena a esta y suena la alarma, las propias trabajadoras de esa tienda se te acercan y te preguntan si llevas complementos de la tienda “Blanco”, incluso antes de ver si te has llevado algo de su propia tienda.
No creo para nada que la culpa de esto la tengan las propias chicas de la tienda. Esto no es lógico cuando pasa en todas las tiendas de la misma cadena, pero pienso que no sería muy difícil buscar una solución. Imagino que si ocurre en todas las tiendas, será porque la maquinaria no funciona y deberíamos de poner una queja cada vez que eso nos pase, ya que a nadie le gusta llamar la atención en una tienda cuando la alarma suena sin que no hayas robado nada.

Iberdrola y sus averías

Ander González

La queja de hoy va dirigida para nuestra querida empresa de electricidad Iberdrola. Sin ir mas lejos, estaba yo con mi familia cenando tan tranquilamente en el comedor hacia las 11 de la noche de este sabado que hace horas que ha acabado, cuando de repente se nos va la luz. Tras comprobar y mirar los interruptores y el generador automático, vemos que se ha ido sin motivo alguno. Llamamos a Iberdrola y nos comunica que tenemos que llamar a un electricista para que venga a arreglarlo. También nos comunica que si la avería pertenece a Iberdrola, pagará la empresa todo el gasto que suponga. Pero que si la avería es unestra, nos cobrarán 100 euros y si pasa mas de media hora de trabajo irá subiendo más. Ante tal indecencia, no podíamos otra cosa que hacer que llamar a un técnico ya que a las 11 de la notxe comiendo y con el segundo plato por hacer no podíamos hacer nada. Pero eso no es todo.
Viene el técnico y nos afirma que la avería es de Iberdrola y que son ellos los que le pagarán; pero que la avería al ser de Iberdrola, le comunica la empresa al técnico que hasta las 2 de la mañana mínimo no se restablecerá. Es decir, estabamos sin luz sin el segundo plato y yo me tenía que preparar para salir de farra. La situación se antojaba complicada, pero a través de velas, luces de pantallas de portátiles y todo tipo de artilugio que iluminase minimamente algo, pudimos tirar para adelante. Ante esta pasividad de Iberdrola me pregunto: ¿estamos pagando a unas personas que no cumplen cuando tienen que cumplir? ¿Por qué el arreglo hasta las 2 de la mañana no se puede arreglar? Simplemente quería mostrar mi total enfado con esta "maravillosa" empresa que nos ilumina con su energía la casa de muchas familias.

mares de copas


Vanesa Penín Vallo
Mi
queja la dirijo a todos los bares de fiesta de Bilbao cuyas copas de noche llegan a costar hasta 7 u 8 euros. ¡y no! no son copas bien preparadas, sino simple garrafón que al día siguiente pasa factura. Nunca me podré creer que el precio justo de un chupito pueda ser 3 euros como en cierto bar de Bilbao cuyo único atractivo es abrir hasta más tarde. Es una forma de aprovecharse impresionante.

Estoy de acuerdo que no quedan bien vistos los antiguos botellones, ¿pero qué opciones hay? ¿hay que conformarse con gastarse 3 veces más por un producto 3 veces peor?.
Creo que se debe hacer algo por los jóvenes que queremos salir y no dejarnos un pastizal cada noche.

sábado, 27 de marzo de 2010

Beatriz Casielles Alvarez

Qué fue de series como "cosas de casa", "el príncipe de Bell-Air" o "aquí no hay quien viva"; ¿por qué siempre dejan de emitirse las mejores series de televisión? Eso me pregunto siempre que enciendo el televisor y no veo más que basura. No hablo solo de los realitys shows o de los infumables programas estilo "Password", sino de la rara vez que la programación española nos deleita con una buena película. Nos engañan como tontos y lo más penoso es que aunque digamos que no, todos acabamos alguna vez tragándonos esos programas que tanto criticamos. Me quejo de lo que se vende en televisión hoy en día, no sé si es porque no hay dinero para hacer algo mejor o si realmente tanta gente lo ve como para que desde hace 5 años aproximadamente, no haya más que mariposas y cerdas ocupando las pantallas.

María García
Los deportes de invierno como el esquí y el snow se están poniendo de moda en los últimos años. Para esquiar no necesitas nada más que pagar un forfait y ya puedes acceder a todas las pistas. Las pistas estan divididas en niveles de dificultad, del más bajo a más alto: verdes, azules, rojas y negras.
Me molesta mucho que la gente que esta aprendiendo y que es el segundo día que esquía se meta a una pista azul o roja, directamente. Me molesta porque esta gente se pone en peligro y pone en peligro a los demás.
Las estaciones ponen a disposición de los usuarios unas normas que han de cumplir dentro de las pistas. Una de ellas, es no meterse en pistas que no vayan acordes con tu nivel, cada uno debe adaptarse a las condiciones y caraterísticas de su nivel y de la pista. Existen otras normas que tampoco suelen ser muy respetadas, como la de esquiar de forma responsable y sin poner en peligro a los demás. Hay gente que te adelanta de una forma temeraria, pasando a escasos centimetros de tí. La normativa dice que el esquiador que viene de atrás debe elegir su camino, de forma que no ponga en peligro al esquiador de delante,el adelantamiento siempre debe realizarse de manera que se deje espacio suficiente para prevenir las evoluciones voluntarias o involuntarias del esquiador adelantado.

Todos y cada uno de los usuarios deberían respetar las normas de la estación en la que se encuentren, pudiendo ser invitados a marcharse de lo contrario, si no respetan el reglamento.